¿ Por qué patinamos ?

 

 

 

       Por que patinar es una experiencia saludable, amena y divertida.

 

       Es hacer deporte sin querer, jugando. Y hacer deporte es una magnífica manera de desarrollar y conservar en buenas condiciones nuestro cuerpo y nuestra mente. Nos permite además desarrollar tres cualidades físicas importantes: reflejos, equilibrio y armonía corporal.

 

       Evidentemente se necesita una base técnica para empezar a patinar, pero con la elección del sitio adecuado podemos comenzar un patinaje básico en poco tiempo y notar las mejoras que nos ofrece; ejercitando piernas, abdomen, cintura, glúteos, brazos y espalda, mejora el tono muscular, la resistencia aeróbica y la coordinación y favorece el sistema cardiovascular.

 

      Sesiones de media hora de patinaje son una buena manera de ponerse en forma, además cuenta con el aliciente de que es más divertido y motivador que por ejemplo correr, ya que se pueden hacer giros, figuras, saltos, que hagan más llevadera la actividad.

 

      Patinar es más duro de lo que puede parecer. Se termina bastante cansado en comparación con la sensación del esfuerzo realizado: en media hora patinando manteniendo la velocidad, se consumen unas 285 calorías, el doble que en bicicleta.

 

      Esta actividad es además socializadora: se aprende de forma individual pero se practica también en grupo. Y no hay límite de edad: a partir de los 4 años cualquier momento es apropiado para aprender a patinar y divertirse con el patinaje.

 

      Patinamos, en definitiva, porque nos divierte, por que es uno de los deportes que reportan mayores beneficios y -como cualquier otro- es un anti-estrés natural.

 

   

 

 

  

¡ Anímate,

ven a divertirte patinando con nosotros!